En Mímame, pensamos que la cuna-cama de Leander, es la ideal para adaptarse a las diferentes etapas y hábitos de sueño de nuestros hijos.

Creemos que lo recomendable es que nuestros hijos aprendan poco a poco a dormir por si solos; de esta manera crecen seguros y confiados.

La transición sutil que atraviesan con esta propuesta innovadora de Leander ayuda a que los niños disfruten dormir solos, sin necesidad de dormir con cuidado ni tener que recurrir a las sábanas fantasma o a las barreras de cama.

1 17 18 19