Los sistemas de retención infantil (SRI) que muchos papás y mamás ven como algo obligado, no lo es. Estos deben de aprender que para garantizar la seguridad de los menores en los desplazamientos en coche, conocer los detalles de importancia en estos sistemas es vital al inicio y crecimiento de los más pequeños. Por suerte, a día de hoy, la tecnología y la información en este campo ha mejorado mucho y desde mímame queremos aportar los 10 factores clave que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un SRI:

1.- arnés de 5 puntos: Frente al cinturón de tres puntos del coche, el arnés de cinco puntos de los sistemas de retención infantil contribuyen a mantener al niño en apropiadamente sujeto en el coche, impidiendo que se deslice.

2.- a contramarcha durante el máximo tiempo posible: Está demostrado que es cinco veces más seguro para un niño de hasta cuatro años viajar en una silla de auto instalada a contramarcha, como atestiguan Volvo, Folksam y BeSafe. Por tanto, recomendamos elegir una silla de auto que permita al niño seguir sentado a contramarcha el mayor tiempo posible.

3.- protección ante impacto lateral (SIP+): Hechas de EPS, un material que absorbe en gran parte la energía, reducen la distancia entre los laterales de la silla y la puerta del coche, reduciendo el daño que puede producir un accidente lateral en el niño.

4.- sillas que protegen en situaciones reales y no se limitan a cumplir los requisitos de los laboratorios: para que una silla sea adecuada, no debe tenerse en cuenta únicamente los requisitos exigidos por los laboratorios de homologación o independientes, sino que debe tenerse en cuenta lo más adecuado para el niño en la vida real: factores como la comodidad del niño, que permite que se mantenga en la posición adecuada durante todo el viaje, reduciendo los daños en caso de accidente.

5.- adecuar la silla de seguridad a las características de estatura y/o peso: Una silla demasiado pequeña o demasiado grande para el niño puede significar que no funcione adecuadamente a la hora de protegerle.

6.- posiciones de reclinado automáticas: Permiten que el niño viaje más cómodo y no se retuerza para poder dormir en viajes largos o nocturnos. Así, en caso de impacto la silla podrá protegerle lo mejor posible.

7.- anchura del arnés: es relevante para evitar daños debido a rozamientos o que no se clave en el niño en caso de impacto. Además, una anchura apropiada evita que el cinturón se deslice y no proteja adecuadamente en accidentes.

8.- profundidad y seguridad del cabezal: Un cabezal que sujete apropiadamente la cabeza del niño equivale a una protección mucho mayor en caso de impacto.

9.- apoyo en el respaldo: Los elevadores sin respaldo no ofrecen ninguna protección lateral y dejan el cinturón de hombro en una posición que no es correcta para los niños más pequeños. El riesgo de sufrir lesiones en un accidente es casi el mismo que si viajaran sentados en el asiento como un adulto y su única sujeción fuese el cinturón de seguridad. Una silla elevadora con respaldo alto eleva al niño hasta la posición correcta con respecto al conjunto del cinturón de seguridad.

10.- uso de silla de 2ª mano: No está recomendado, puesto que no se conoce el trayecto que la silla ha vivido, si está en perfectas condiciones para proteger adecuadamente a tu hijo, ni si está al día con las normativas de homologación.



Debido al altísimo interés en nuestra silla BeSafe Plus RF, queremos informarte detalladamente sobre todos los aspectos que hacen de esta silla, la mejor silla Rear Facing del mercado, basada en la alta seguridad escandinava.



¿Os acordáis de ese primer momento cuando descubres que vas a ser mamá y papá? Estamos seguros de que si preguntáramos a más de un@ nos contaría que es un momento imborrable.

En esos primeros momentos en los que la felicidad te invade, pero en los que las inseguridades y la protección de esa personita que viene en camino, pasa a ser lo más importante.

Es curioso como por falta de información, muchas mamás se desplazan en sus coches de una manera insegura, para ella y para sus bebés.



Para todos aquellos que seguís a BeSafe en Facebook ya lo sabréis, pero para los que no, en más de una ocasión se ha hablado de la importancia de una buena silla de seguridad que de continuidad a la silla a contramarcha, cuyo uso por peso o estatura hayamos agotado.

Hoy os exponemos de manera directa y en palabras de Frank Lilleheil, el porque una buena silla de seguridad grupo 2-3 no tiene porque llevar apoyabrazos.




De nada sirve desplazar a varios asesores de seguridad seleccionados de distintos puntos de venta de toda España para ganar conocimientos en un viaje a Suecia si los mismos no valoran este esfuerzo por parte de la organización e intentan compartir sus inquietudes.

El aprendizaje a través de la experiencia es mucho más interesante y si lo haces compartiéndolo con alguien de tu mismo parecer seguramente tendrá más éxito.



Desde el momento que sabemos que la familia aumenta, comenzamos a buscar aquellos productos para nuestro bebé que necesitaremos una vez lo tengamos en nuestros brazos. Uno de los más importantes para llevarnos a nuestro bebé del hospital y viajar con el con total tranquilidad y seguridad, es la silla de bebé para el coche.



EL bebé desde que es concebido hasta que nace está protegido del exterior dentro del vientre de su madre.
En el interior del claustro materno el feto recibe todos los cuidados que necesita para seguir viviendo. Se alimenta, recibe calor y flotando en el líquido amniótico siente la seguridad que necesita para seguir creciendo y desarrollándose.

Desde dentro está cuidado y tranquilo. Pero para que esa tranquilidad se continúe, la mamá desde fuera debe cuidarle también tomando una serie de precauciones para que por “ahí dentro” todo funcione a las mil maravillas.

Debe cuidar su alimentación, su descanso, realizar movimientos seguros y cuidar su salud mental. En definitiva, cuidarse más que nunca.



Desde el 9 de julio del 2013 la normativa que regula los sistemas de retención infantiles I-Size está vigente. La implantación de esta nueva normativa I-Size ha generado muchas dudas a los papás y mamás a la hora de elegir la silla de auto que su bebé necesita.



Desde la aprobación de la nueva normativa europea UN r 129, conocida también como i-Size, buscar un sistema de retención infantil o sillita de auto para nuestros hijos ha sido una tarea más que dura para todos los padres.

Una vez que más o menos las cosas se iban poniendo claras, otra vez todo vuelve a cambiar.
Si, lleváis razón; pero lo que debemos entender es que estos cambios son evolutivos.  Y lo más importante es que estos cambios en la nueva normativa son para que nuestros peques estén cada vez más seguros a la hora de viajar en auto.