Frank Lilleheil, porque una silla de seguridad grupo 2-3 no debe llevar apoyabrazos

Frank Lilleheil, porqué una silla de seguridad grupo 2-3 no debe llevar apoyabrazos

Para todos aquellos que seguís a BeSafe en Facebook ya lo sabréis, pero para los

Para todos aquellos que seguís a BeSafe en Facebook ya lo sabréis, pero para los que no, en más de una ocasión se ha hablado de la importancia de una buena silla de seguridad que de continuidad a la silla a contramarcha, cuyo uso por peso o estatura hayamos agotado.

Hoy os exponemos de manera directa y en palabras de Frank Lilleheil, el porque una buena silla de seguridad grupo 2-3 no tiene porque llevar apoyabrazos.

La razón por la cual BeSafe no incorpora apoyabrazos en su grupo 2-3 BeSafe izi Upes para evitar el mal uso de la silla y los problemas que se derivan de este mal uso. Entre otros estudios, el de la Universidad Técnica de Suecia, demuestran que hasta un 90% de la instalación del cinturón en grupos 2/3 se realiza de forma incorrecta.

Universidad Técnica de Suecia

En la mayoría de los casos, el cinturón superior está colocado por encima del apoyabrazos en vez de por debajo. El sistema de retención infantil en este caso no protege al niño según lo previsto.

el cinturón superior está colocado por encima del apoyabrazos en vez de por debajo

También podemos observar que los padres cuando recogen a sus hijos no comprueban que los niños se abrochan correctamente el cinturón. ¿Podemos responsabilizar a nuestros hijos de su propia seguridad?.

La historia del reposabrazos tiene su origen, en la época en que la mayoría de estos asientos fueron aprobados como grupo 1,2 y 3. Cuando el niño con aprox. 4-5 años ya no necesita el respaldo, se quitaba y el niño permanecía sentado en el cojín elevador. Este alzador necesita del apoyabrazos para evitar que el asiento se deslice por debajo del cuerpo del niño y se produzca la intrusión del cinturón de seguridad, pudiendo resultar en lesiones fatales para los órganos internos.

Para BeSafe es importante desarrollar sistemas de retención infantil donde el mal uso se pueda evitar. Además, en la mayoría de los asientos grupos 2/3 con apoyabrazos el guiado del cinturón es demasiado bajo en los muslos, en lugar de guiarlo a la pelvis. En caso de impacto frontal esto podría causar lesiones graves y que el niño resbalará en la zona abdominal.

De esta manera BeSafe desarrolla en el año 2007 el elevador con respaldo y cabezal integrados “iZi Up”. A día de hoy otros fabricantes a nivel mundial como Dorel y  Britax/Römer comparten nuestra misma filosofía.

Abajo la imagen de la izquierda en un sistema con apoyabrazos mal colocado y a su derecha el sistema BeSafe intuitivo y sin error.

¿Podemos responsabilizar a nuestros hijos de su propia seguridad?

Si nos fijamos también en los asientos infantiles integrados grupo 2/3 en el automóvil, ejemplo Volvo, no encontraremos ningún apoyabrazos!

Volvo seguridad

Por estas razones la recomendación de BeSafe hacia los padres y madres que viajan con su hijo en un sistema de retención infantil, es que lo hagan con un sistema adecuado a la máxima seguridad.

Leave a Comment