A estas alturas tenemos clarísimo que lo primordial en una silla de seguridad en el automóvil es la seguridad que aporta al niño. Esta afirmación es incuestionable. Pero si además de ser una silla segura aporta al peque confortabilidad en sus acabados y durabilidad en el uso pues ya tenemos la silla perfecta.