Los sistemas de retención infantil (SRI) que muchos papás y mamás ven como algo obligado, no lo es. Estos deben de aprender que para garantizar la seguridad de los menores en los desplazamientos en coche, conocer los detalles de importancia en estos sistemas es vital al inicio y crecimiento de los más pequeños. Por suerte, a día de hoy, la tecnología y la información en este campo ha mejorado mucho y desde mímame queremos aportar los 10 factores clave que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un SRI:

1.- arnés de 5 puntos: Frente al cinturón de tres puntos del coche, el arnés de cinco puntos de los sistemas de retención infantil contribuyen a mantener al niño en apropiadamente sujeto en el coche, impidiendo que se deslice.

2.- a contramarcha durante el máximo tiempo posible: Está demostrado que es cinco veces más seguro para un niño de hasta cuatro años viajar en una silla de auto instalada a contramarcha, como atestiguan Volvo, Folksam y BeSafe. Por tanto, recomendamos elegir una silla de auto que permita al niño seguir sentado a contramarcha el mayor tiempo posible.

3.- protección ante impacto lateral (SIP+): Hechas de EPS, un material que absorbe en gran parte la energía, reducen la distancia entre los laterales de la silla y la puerta del coche, reduciendo el daño que puede producir un accidente lateral en el niño.

4.- sillas que protegen en situaciones reales y no se limitan a cumplir los requisitos de los laboratorios: para que una silla sea adecuada, no debe tenerse en cuenta únicamente los requisitos exigidos por los laboratorios de homologación o independientes, sino que debe tenerse en cuenta lo más adecuado para el niño en la vida real: factores como la comodidad del niño, que permite que se mantenga en la posición adecuada durante todo el viaje, reduciendo los daños en caso de accidente.

5.- adecuar la silla de seguridad a las características de estatura y/o peso: Una silla demasiado pequeña o demasiado grande para el niño puede significar que no funcione adecuadamente a la hora de protegerle.

6.- posiciones de reclinado automáticas: Permiten que el niño viaje más cómodo y no se retuerza para poder dormir en viajes largos o nocturnos. Así, en caso de impacto la silla podrá protegerle lo mejor posible.

7.- anchura del arnés: es relevante para evitar daños debido a rozamientos o que no se clave en el niño en caso de impacto. Además, una anchura apropiada evita que el cinturón se deslice y no proteja adecuadamente en accidentes.

8.- profundidad y seguridad del cabezal: Un cabezal que sujete apropiadamente la cabeza del niño equivale a una protección mucho mayor en caso de impacto.

9.- apoyo en el respaldo: Los elevadores sin respaldo no ofrecen ninguna protección lateral y dejan el cinturón de hombro en una posición que no es correcta para los niños más pequeños. El riesgo de sufrir lesiones en un accidente es casi el mismo que si viajaran sentados en el asiento como un adulto y su única sujeción fuese el cinturón de seguridad. Una silla elevadora con respaldo alto eleva al niño hasta la posición correcta con respecto al conjunto del cinturón de seguridad.

10.- uso de silla de 2ª mano: No está recomendado, puesto que no se conoce el trayecto que la silla ha vivido, si está en perfectas condiciones para proteger adecuadamente a tu hijo, ni si está al día con las normativas de homologación.



Desde la aprobación de la nueva normativa europea UN r 129, conocida también como i-Size, buscar un sistema de retención infantil o sillita de auto para nuestros hijos ha sido una tarea más que dura para todos los padres.

Una vez que más o menos las cosas se iban poniendo claras, otra vez todo vuelve a cambiar.
Si, lleváis razón; pero lo que debemos entender es que estos cambios son evolutivos.  Y lo más importante es que estos cambios en la nueva normativa son para que nuestros peques estén cada vez más seguros a la hora de viajar en auto.



Mucho es lo que se viene hablando sobre la base Isofix pero tu sabes a ciencia cierta para que se usa? Hoy vamos a poner un poco de luz a este tema que tanto ocupa a padres, abuelos y personal comprometido en el cuidado de los niños.

Porque es un tema de lo más serio y no queremos dejar nada librado al azar es que fuimos a hacer un par de preguntas a una de las empresas pioneras en sistemas de retención infantil.

Besafe seguridad escandinava, con más de cincuenta años de trayectoria en diseñar, producir y mejorar los sistemas de retención infantiles.
Besafe es sinónimo de compromiso  y de seguridad a la hora de viajar con los peques.



Si hablamos de seguridad a la hora de conducir y llevar a la familia @BeSafe es por excelencia la marca más comprometida con la Seguridad infantil, así como de la misma manera se involucra con la seguridad de las futuras mamás al viajar en coche.