¿Sistemas de retención infantil que cumple con la i-Size?

Desde la aprobación de la nueva normativa europea UN r 129, conocida también como i-Size,

Desde la aprobación de la nueva normativa europea UN r 129, conocida también como i-Size, buscar un sistema de retención infantil o sillita de auto para nuestros hijos ha sido una tarea más que dura para todos los padres.

Una vez que más o menos las cosas se iban poniendo claras, otra vez todo vuelve a cambiar.
Si, lleváis razón; pero lo que debemos entender es que estos cambios son evolutivos.  Y lo más importante es que estos cambios en la nueva normativa son para que nuestros peques estén cada vez más seguros a la hora de viajar en auto.

normativa01

Mucho se espera de esta normativa y de sus futuras ampliaciones, siempre deseamos más, siempre son mejorables pero, cada actualización supone un paso cualitativo con respecto a todo lo anterior.

Pruebas cada vez más exhaustivas son por las que tienen que pasar los sistemas de retención infantil; pruebas a más velocidad, pruebas con impacto lateral, etc.
Y la gran novedad, reducción de los esfuerzo en el cuello del bebé aumentado su permanencia de espaldas a la marcha hasta un mínimo de quince meses.

 

¿Qué es lo que sucederá con esta normativa, es viable?

Se ha comentado que así como los automóviles, adaptaron el sistema isofix de forma unificada, en un futuro se adopte la normativa i-size para garantizar la adecuación del vehículo para estas sillas. Ya que la idea es que no solamente quepan dentro del vehículo sin mermar la comodidad del resto de ocupantes, sino que también garantice una inclinación adecuada de las mismas, entre otras cosas.

En esta entrada queremos mostrarte un sistema de retención infantil que está homologada bajo la normativa europea UN r 129. Y además, es una de las primeras sillas con dicha normativa.

izi-kid-isize-Besafe-mimame-españa

¿Por qué Besafe?

Como hemos dicho tantas veces esta empresa escandinava se autosupera;  luego de tantos años de crear y diseñar sistemas de retención infantiles y sistemas de retención para embarazadas, es Besafe quien se vuelve a reinventar.
Besafe siempre ha trabajado para que los niños vayan sentados mirando hacia atrás.

La nueva Besafe iZi Kid i-Size pensada desde los seis meses de vida de tu bebé hasta los cuatro años.
Una de las características de esta sillita de auto es que aumenta su reclinación con respecto a modelos anteriores, proporcionando una de las mejores posiciones para dormir del mercado y brindando a nuestro hijo un cómodo sueño durante el viaje. Esto es algo que los padres agradecemos a la hora de viajar con niños. El que ellos puedan descansar hace que un viaje en autose transforme en un gran viaje en auto.

La silla BeSafe iZi Kid i-Size se monta en el sentido contrario a la marcha con isofix y es apta para una estatura de hasta 105 cm. Gracias a su nuevo diseño, la silla de automóvil tiene un arnés y un reposacabezas de mayor tamaño, y más espacio para las piernas, esto es algo que los peques de dos años agradecerán.

En resumen, la normativa UN r 129 (i-Size) establece que los asientos de seguridad mirando hacia atrás se deben usar hasta quince meses.
Sin embargo BeSafe continua con la recomendación de llevar a los niños orientados hacia atrás hasta los cuatro años o el mayor tiempo posible, ya que es la más segura.

Ellos lo explican con este ejemplo bien claro:

Cuando se produce una colisión a 50 km / h (31 mph) el estrés causado en el cuello de un niño que pesa 15 kg y está sentado en una posición hacia adelante será el equivalente de 180 a 220 kg frente.
Si el niño está sentado mirando hacia atrás, la tensión se reduciría a 40-60kg. Al mismo tiempo el asiento del coche protegerá al niño de los escombros que vuelan alrededor del mismo, evitando lesiones.

tabellinje_Besafe-mimame-españa.iZi-kid-isize

 

Nunca se sabe cuándo ni cómo va a tener un accidente de coche. Como resultado, no se puede preparar o ajustar la colocación de los pasajeros como medida de seguridad. Debido a esto, siempre se debe calcular en el peor de los casos: una colisión de frente. Accidentes frontales son los más probables accidentes y aquellos en los que las fuerzas son más graves.

La mejor manera de protegerse a sí mismo en un choque frontal es estar sentado mirando hacia atrás.

Si los músculos en el cuello de un niño están sujetos a una fuerza demasiado grande, las consecuencias pueden ser catastróficas.

Al estar sentado en una posición mirando hacia atrás usted reducirá en gran medida el estrés causado en el cuello.

También somos conscientes que poner a un niño de 12 meses en sentido contrario a la marcha puede ser una batalla campal. Por eso te animamos a hacerlo desde que el bebé nace.

Y si hasta ahora lo habéis llevado en sentido a la marcha poco a poco ve llevándolo a que se acostumbre a contramarcha. No es casualidad que Besafe, la empresa Nº1 de sistemas de retención infantil, tenga como slogan a contramarcha cinco veces más seguro.

Deja tu comentario